Suplementación con EPA y DHA para reducir los efectos de la “inflammaging”

 
 
 

Inflammaging” es un término usado por los científicos que vincula el envejecimiento a la inflamación; la principal característica de la inflammaging es un aumento en el estatus proinflamatorio del cuerpo con el avance de la edad. Como la respuesta inmunitaria, la inflamación tiene una función protectora. La respuesta inflamatoria moderada es beneficiosa para el cuerpo, pero cuando es excesiva se vuelve dañina. La inflamación persistente puede causar enfermedades relacionadas con la inflamación y causa deterioro en la calidad de vida.

Hay varias teorías que intentan explicar los mecanismos de la inflammaging:

  • Según la teoría del estrés, diferentes tipos de estresores inducen y mantienen el estatus proinflamatorio crónico en el cuerpo. Una respuesta excesiva al estrés, así como la alta respuesta inflamatoria que la acompaña, conduce a la inflammaging.
  • De acuerdo con la teoría de oxidación-inflamación, el estrés oxidativo conduce a la inflammaging.
  • La teoría de las citocinas dice que un desequilibrio entre las citocinas proinflamatorias y antiinflamatorias produce un estatus proinflamatorio crónico de bajo grado que puede explicar la inflammaging.
  • La teoría del daño al ADN defiende que un daño al ADN mantenido, causado por factores exógenos y endógenos, el cual contribuye a la senescencia celular y el proceso de envejecimiento, causa inflamación local que finalmente se vuelve sistémica (que afecta al cuerpo en general).
  • Según la teoría de la autofagia (un proceso que elimina sustancias dañinas en las células), en el proceso de envejecimiento, la capacidad de limpieza autofágica declina gradualmente y esto produce estrés oxidativo. Durante este proceso, el aumento en la liberación de varias citocinas causa una reacción inflamatoria y acelera el envejecimiento.
  • Finalmente, de acuerdo con la teoría del envejecimiento de las células madre, en el proceso inflamatorio crónico se secretan grandes cantidades de citocinas inflamatorias, lo que conduce a una inflamación crónica de bajo grado en el entorno celular que inhibe la capacidad regenerativa de células madre, produciendo el envejecimiento de las células madre.

Todas estas teorías tienen un común denominador: altos niveles de citocinas proinflamatorias son característicos de la inflammaging.

Algunos estudios han mostrado que la suplementación con ácidos grasos omega-3 (EPA y DHA) reduce los niveles sistémicos de citocinas proinflamatorias asociados con la inflammaging. Recientemente, unos investigadores de la Universidad Estatal de Ohio han realizado un estudio para evaluar los efectos de la suplementación con EPA+DHA en los niveles de citocinas proinflamatorias en la sangre de adultos y adultos entrando en la tercera edad. Los participantes que recibieron suplementación con EPA+DHA mostraron reducciones significativamente mayores en los niveles sanguíneos de citocinas proinflamatorias en comparación con aquellos que recibieron placebo (una sustancia inocua).

Estos resultados muestran que la suplementación con EPA+DHA puede ser eficaz en la reducción de los efectos dañinos de la inflammaging.

Bibliografía: 

Tan A, Sullenbarger B, Prakash R, McDaniel JC. Supplementation with eicosapentaenoic acid and docosahexaenoic acid reduces high levels of circulating proinflammatory cytokines in aging adults: A randomized, controlled study. Prostaglandins Leukot Essent Fatty Acids. 2018;132:23-9.

Xia S, Zhang X, Zheng S, Khanabdali R, Kalionis B, Wu J, et al. An update on Inflammaging : mechanisms, prevention, and treatment. J Immunol Res. 2016;2016:8426874.

 

 
 

Fútbol y omega-3

En el fútbol, los jugadores realizan un trabajo intermitente, llevando a cabo actividades de baja intensidad durante más del 70% del juego, pero también alrededor de 150-250 accion[...]