¿Puedo reducir las probabilidades de tener endometriosis? (I)

 
 
 

En las mujeres en edad fértil, el tejido que recubre el útero se engrosa cada mes durante algunos días y lo prepara para un posible embarazo. Si la mujer no se queda embarazada, el cuerpo elimina las células sobrantes (llamadas células endometriales) de las paredes del útero a través del flujo menstrual.

La endometriosis se da cuando, en un proceso anormal que ocurre en cada periodo, estas células crecen (y permanecen) en otras áreas del cuerpo (ovarios, trompas de Falopio, los tejidos que sostienen el útero en su sitio, la superficie exterior del útero y la cubierta de la cavidad pélvica, principalmente). Este problema, que produce dolor, sangrado irregular y problemas de infertilidad, es uno de los problemas de salud más comunes en las mujeres y puede darse en cualquier mujer que tenga periodos menstruales (aunque es más usual durante los 30 y los 40 años).

Ya que las opciones de tratamiento para las diferentes consecuencias de la endometriosis incluyen los fármacos antiinflamatorios, la medicación hormonal e incluso la cirugía (con sus correspondientes efectos secundarios), el consumo de ácidos grasos omega-3 es una opción buena y segura para reducir las probabilidades de tener endometriosis, como explicaremos en un post posterior.