¿Por qué aceite de pescado como fuente de omega-3?

 
 
 

Hay dos versiones diferentes de omega-3: de cadena larga y de cadena corta. Los omega-3 de cadena larga, que incluyen el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA), tienen cadenas moleculares más largas. Y esta es una diferencia muy importante entre los omega-3 de aceite de pescado (procedentes de pescado, crustáceos y moluscos) y los omega-3 de plantas (colza, linaza, onagra, prímula, semillas de cáñamo, etc.): las plantas terrestres solo contienen omega-3 de cadena corta y nada o bajos niveles de EPA y DHA. Estos son producidos a partir de un precursor corto: el omega-3 ácido alfa-linolénico, pero los mamíferos no pueden producir omega-3 de cadena corta por sí mismos y no convierten de forma eficiente las versiones de cadena corta en cadena larga.

Los omega-3 de cadena larga son ampliamente reconocidos por sus beneficios para la salud, pero solo hay disponible una evidencia limitada de los beneficios para la salud de su principal precursor, el ácido alfa-linolénico (más corto que el EPA y el DHA).

Sin embargo, tanto las variedades de cadena larga como las de corta son denominadas comúnmente ácidos grasos omega-3, y es difícil para los consumidores reconocer esta diferencia.

Como consumidores preocupados por nuestra salud, debemos tener en cuenta esta información al comprar suplementos de omega-3.

 

Referencias: