Planificando el embarazo

 
 
 

De acuerdo a los resultados de un reciente estudio, las mujeres que están planificando el embarazo deberían seguir una dieta baja en grasas trans y alta en ácidos grasos omega-3.

Las grasas trans pueden ser naturales o artificiales: las naturales se hallan en algunas carnes (vacuno y cordero) y en productos lácteos grasos (mantequilla, por ejemplo), pero en pequeñas cantidades; las grasas trans artificiales se crean en un proceso industrial que añade hidrógeno a aceites vegetales líquidos (que aparecen en la lista de ingredientes como “aceites parcialmente hidrogenados”. Las grasas trans artificiales se utilizan para freír (principalmente en freidoras de uso comercial, porque los aceites con grasas trans se pueden utilizar muchas veces) o como ingrediente de alimentos procesados (proporcionándoles un sabor y textura deseables). Si queremos reducir nuestro consumo de grasas trans, deberíamos: consumir productos lácteos desnatados o semidesnatados, evitar los productos con “aceites o grasas parcialmente hidrogenadas” en su lista de ingredientes, comer menos galletas, pasteles y pastas industriales, limitar la carne roja y los alimentos y bebidas azucaradas, emplear aceite vegetal líquido (aceite de colza, girasol u oliva) para freír en casa y, cuando comamos fuera, tratar de comer menos alimentos fritos.

Con respecto a los ácidos grasos omega-3, recordad que hay varios tipos diferentes, pero podemos centrarnos en tres: el ALA, el EPA y el DHA. El ALA (de origen vegetal) no parece tener los mismos efectos beneficiosos en la salud que el EPA y el DHA, y aunque nuestro cuerpo puede producir EPA y DHA a partir del ALA, solo lo hace en pequeñas cantidades. Por lo tanto, consumir EPA y DHA directamente en alimentos y/o suplementos dietéticos es la única manera práctica de incrementar los niveles de estos ácidos en el cuerpo. EL EPA y el DHA están presentes en: el salmón, la caballa, el atún (fresco), los arenques, las anchoas y las sardinas; huevos, productos lácteos, zumos y bebidas de soja enriquecidas con omega-3; y suplementos dietéticos como el aceite de pescado. Las formulaciones de estos suplementos varían ampliamente, por lo tanto es importante comprobar las etiquetas para saber los tipos y cantidades de omega-3 en estos productos.

Si planeas quedarte embarazada, esperamos que esta información te sea de utilidad.

Bibliografía:

Wise LA, Wesselink AK, Tucker KL, Saklani S, Mikkelsen EM, Cueto H, et al. Dietary fat intake and fecundability in two preconception cohort studies. Am J Epidemiol. 2017 Jun 8. [Epub ahead of print] https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28595290

American Heart Association. Trans Fats. http://www.heart.org/HEARTORG/HealthyLiving/FatsAndOils/Fats101/Trans-Fats_UCM_301120_Article.jsp#.WYXErojyiUk

NHS choices. What are trans fats? http://www.nhs.uk/chq/Pages/2145.aspx?CategoryID=51

NIH Office of Dietary Supplements. Omega-3 Fatty Acids. Fact Sheet for Health Professionals. https://ods.od.nih.gov/factsheets/Omega3FattyAcids-HealthProfessional/

WebMD. Your Omega-3 Family Shopping List. http://www.webmd.com/diet/guide/your-omega-3-family-shopping-list#1

 
 

La nutrigenómica y los ácidos grasos omega-3

Cada célula del cuerpo humano contiene entre 25.000 y 35.000 genes aproximadamente. Los genes incorporan la información que determina nuestros rasgos; cada gen contiene instruccion[...]

 
 

La microbiota intestinal y omega-3

El término microbiota se refiere a toda la población de microorganismos que coloniza un lugar determinado e incluye bacterias, virus, hongos y otros microorganismos. La microbiota [...]