Papel del DHA en el estrés maternal durante el embarazo

 
 
 

El cortisol es una hormona (un glucocorticoide) que se produce como respuesta al estrés y al bajo nivel de azúcar en sangre, y se sabe que desempeña un papel fundamental en procesos subyacentes en el desarrollo del cerebro y otros sistemas orgánicos.

El cerebro en desarrollo es muy sensible a la exposición a la hormona del estrés cortisol. Las condiciones intrauterinas que afectan a la amígdala y el hipocampo (dos áreas cerebrales que se desarrollan en una etapa embrionaria temprana) se asocian con un incremento en el riesgo a largo plazo de trastornos de desarrollo neurológico y psicopatológicos, y se cree que son particularmente sensibles a niveles elevados de glucocorticoides durante el desarrollo. Por ejemplo: cifras elevadas de cortisol maternal durante las primeras etapas de la gestación se han asociado con más problemas afectivos y un mayor volumen de la amígdala en niñas (a los 7 años). Si una madre está estresada durante el embarazo, aumenta el riesgo de su hijo de tener problemas emocionales (trastornos de conducta, agresividad o ansiedad), síntomas de trastorno por déficit de atención e hiperactividad o deficiencias en el desarrollo cognitivo.

Asimismo, se ha observado una asociación entre los niveles de la hormona del estrés cortisol durante el embarazo (especialmente en el segundo trimestre) y el sobrepeso del hijo durante la infancia a la adolescencia.

Un estudio realizado por el Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Chicago ha concluido que la suplementación con 450 mg diarios de DHA puede atenuar los efectos del estrés maternal durante las últimas etapas del embarazo y mejorar el entorno uterino en relación a la exposición fetal al cortisol. Las mujeres con complementación con DHA produjeron menos cortisol en respuesta al estrés.

De nuevo, los omega-3 han mostrado sus beneficios durante el embarazo.

 

Bibliografía:

 
 

Retrasando el envejecimiento de los ovarios

Se ha observado que altas cantidades de ácidos grasos poliinsaturados omega-3 amplían el tiempo de vida reproductivo en modelos animales. En las mujeres con peso normal (aunque no [...]