Omega-3 y tamaño testicular

 
 
 

En el 30 a 50% de parejas con problemas de fertilidad, el varón presenta semen de poca calidad. La producción de esperma empieza durante la pubertad y continúa casi de forma constante hasta la muerte (aunque la masa del tejido testicular disminuye con la edad y esto implica cambios en la producción de esperma). La calidad del esperma se mide por la cantidad, movimiento, tamaño y forma de los espermatozoides.

Respecto a la cantidad, la eyaculación de los hombres fértiles puede contener hasta varios cientos de millones de espermatozoides por milímetro y los factores que influyen en el número de espermatozoides eyaculados incluyen:

  • La capacidad de producción de esperma de los testículos está condicionada por el volumen testicular (el tamaño de los testículos refleja directamente la cantidad de tejido productor de esperma que contienen y, por lo tanto, la tasa máxima a la cual son capaces de producir esperma).
  • El periodo de tiempo desde la última eyaculación.
  • La salud general (que puede afectar a la producción de esperma).
  • La integridad estructural y funcional de las vías reproductoras masculinas.

Los resultados de diferentes estudios indican que las grasas de la dieta pueden afectar la función testicular. Particularmente, en hombres sanos se ha observado que el consumo de ácidos grasos poliinsaturados omega-3 está relacionado positivamente con el volumen de los testículos, mientras que el consumo de omega-6 y de grasas trans se relaciona inversamente con el tamaño testicular.

Dejamos al lector extraer conclusiones.

 

Bibliografía

 
 

Dieta saludable y calidad del semen

Aún es común la creencia equivocada de que la infertilidad es un problema femenino. Los factores de infertilidad masculinos representan aproximadamente el 30% de todos los casos de[...]