Los omega-3 en monoterapia para el TDAH

 
 
 

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) es un trastorno crónico y debilitante que puede afectar a todos los aspectos de la vida de un niño (incluyendo dificultades académicas, problemas con las habilidades sociales y con las relaciones padres-hijo). Este trastorno tiene impacto no solo en el niño, sino también en los padres y hermanos, causando problemas en el funcionamiento de toda la familia. Además, el TDAH puede persistir durante la edad adulta y alterar la vida profesional y personal. Es necesario un tratamiento óptimo para proporcionar apoyo a los niños con TDAH y permitirles alcanzar su potencial en plenitud minimizando los efectos adversos en ellos mismos y su entorno. El tratamiento actual se centra principalmente en el alivio de los síntomas centrales, principalmente durante el tiempo escolar. Esto significa que importantes momentos del día, como por la mañana antes de ir al colegio y por la noche a la hora de acostarse, no son tenidos en cuenta. Esto puede tener un impacto negativo en el niño y en el funcionamiento familiar y fracasar en la optimización de la autoestima y el desarrollo de la salud mental a largo plazo.

La suplementación con omega-3 ha demostrado ser útil al sumarla al tratamiento farmacológico estándar en niños con TDAH y el incremento producido en los niveles de EPA + DHA en la membrana de los glóbulos rojos se asocia con una mejora en el deletreo y la atención, y una reducción en la conducta de oposición, los problemas cognitivos, la hiperactividad y la desatención. Recientemente, la suplementación con ácidos grasos omega-3 en monoterapia ha mejorado los síntomas clínicos y el rendimiento cognitivo de niños y adolescentes con TDAH (estos jóvenes tenían una deficiencia en los niveles de omega-3). Dado el bajo perfil de efectos secundarios de los omega-3 frente a los fármacos de elección en el tratamiento del TDAH, la suplementación con ácidos grasos omega-3 podría constituir una buena opción de tratamiento del TDAH (particularmente si los niños comen dos raciones de pescado graso a la semana).

Bibliografía:

Chang JC, Su KP, Mondelli V, et al. Omega-3 Polyunsaturated Fatty Acids in Youths with Attention Deficit Hyperactivity Disorder (ADHD): A Systematic Review and Meta-Analysis of Clinical Trials and Biological Studies. Neuropsychopharmacology. 2017 Jul 25. http://www.nature.com/npp/journal/vaop/ncurrent/abs/npp2017160a.html?foxtrotcallback=true

Harpin V. The effect of ADHD on the life of an individual, their family, and community from preschool to adult life. Arch Dis Child. 2005;90(Suppl 1):i2-i7. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1765272/

 
 

Omega-3, agudeza visual y TDAH

El trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDAH) es uno de los trastornos pediátricos neuroconductuales más comúnmente diagnosticados, pero se sabe que los déficits senso[...]