Los ácidos grasos omega-3 podrían ayudar a reducir los síntomas de ansiedad

 
 
 

Aunque la ansiedad es normal en algunas situaciones, también puede ser un problema si se convierte en miedo o preocupación constantes que interfieren con las actividades de la vida diaria. Los trastornos de ansiedad derivan de temores inapropiados o exagerados que llevan a angustia o disfunción, y se asocian con baja calidad de vida. Una de cada tres personas experimentará algún tipo de trastorno de ansiedad en su vida. Las opciones terapéuticas incluyen los tratamientos psicológicos y farmacológicos, pero las personas con ansiedad a menudo están preocupadas por los posibles efectos adversos de los tratamientos farmacológicos y son reticentes a enzarzarse en tratamientos psicológicos a largo plazo.

Hay hallazgos que vinculan ansiedad y ácidos grasos omega-3: las personas diagnosticadas con trastornos de ansiedad tienen niveles menores de ácidos grasos omega-3 en cerebro y sangre que las personas sanas equiparables en edad y sexo; las concentraciones de EPA y DHA están reducidas en la membrana de los eritrocitos y en el plasma de las personas con trastornos de ansiedad social; y, en algunos estudios, la gravedad de los síntomas ansiosos está relacionada negativamente con la concentración total sanguínea de ácidos grasos omega-3.

Los ácidos grasos omega-3 tienen potenciales efectos en la prevención y el tratamiento de la ansiedad y la depresión, y varios estudios han encontrado que los ácidos grasos omega-3 podrían reducir la ansiedad incluso en situaciones estresantes graves. Se sugiere que los ácidos grasos omega-3 interfieren con y posiblemente controlan diversos procesos neurobiológicos, como sistemas de neurotransmisores, neuroplasticidad e inflamación, la cual se cree que es el mecanismo subyacente a la ansiedad y la depresión.

Recientemente, se ha publicado la primera revisión sistemática y metaanálisis para analizar los efectos ansiolíticos de los ácidos grasos omega-3 en personas con síntomas de ansiedad. El principal hallazgo de este metaanálisis es que los ácidos grasos omega-3 se asocian con una reducción significativa de los síntomas de ansiedad cuando la dosis es alta (al menos 2.000 mg/día).

Los ácidos grasos omega-3 podrían ayudar a reducir los síntomas de ansiedad.

Referencias

Su K-P, Tseng P-T, Lin P-Y, Okubo R, Chen T-Y, Chen Y-W, et al. Association of use of omega-3 polyunsaturated fatty acids with changes in severity of anxiety symptoms. A systematic review and meta-analysis. JAMA Network Open. 2018;1(5):e182327.

Larrieu T, Layé S. Food for mood: Relevance of nutritional omega-3 fatty acids for depression and anxiety. Front Physiol. 2018;9:1047.

 
 

La nutrigenómica y los ácidos grasos omega-3

Cada célula del cuerpo humano contiene entre 25.000 y 35.000 genes aproximadamente. Los genes incorporan la información que determina nuestros rasgos; cada gen contiene instruccion[...]