Mujeres jóvenes con deficiencia de hierro

 
 
 

Cuando una mujer joven y sana dice que está anémica, suele referirse a una deficiencia de hierro (ferropenia). La deficiencia de hierro es relativamente común en las mujeres jóvenes (sus principales causas son las menstruaciones fuertes y los embarazos). Esta deficiencia debe solucionarse porque el hierro se utiliza para producir glóbulos rojos, que ayudan a almacenar y a transportar el oxígeno por todo el cuerpo. Asimismo, eliminan el dióxido de carbono del cuerpo, transportándolo a los pulmones para ser exhalado. Por lo tanto, tiene una importante función. En estos casos, suele recomendarse el consumo de carne roja (¡y lentejas, si participan las abuelitas españolas!).

Sin embargo, como se ha observado, un aumento en el consumo de pescado graso, en comparación con un aumento en el consumo de carne roja, no solo consigue los mismos resultados en parámetros como el estado oxidativo (la forma en que las moléculas reaccionan con el oxígeno) y el metabolismo de la glucosa, sino que incrementa la sensibilidad a la insulina y el “colesterol bueno” en mujeres jóvenes con deficiencia de hierro. Es decir, el consumo de pescado graso produce mejores resultados que la  carne roja. Y esto debería tenerse en cuenta al aconsejar dietéticamente a las jóvenes con ferropenia.

 

Bibliografía: