Microbiota y omega-3

 
 
 

Microbiota intestinal (antes denominada flora intestinal) es el nombre que se da a la población de microbios que viven en nuestro intestino. Nuestra microbiota intestinal incluye al menos 1.000 tipos de bacterias y puede pesar hasta 2 kg. Un tercio de ella es común a la mayoría de la gente, pero dos tercios son específicos de cada uno de nosotros. En general, varía en relación al sexo, la edad y el origen geográfico de la persona. La microbiota intestinal tiene funciones clave para mantener una salud óptima: ayuda al cuerpo a digerir algunos alimentos que el estómago y el intestino delgado no pueden digerir, a producir algunas vitaminas y a combatir las agresiones de otros microorganismos. El 70% de nuestras células inmunitarias y más de 100 millones de neuronas interconectadas con el cerebro viven en nuestro intestino. Todos nacemos sin microbios en nuestro intestino, pero la colonización del intestino empieza inmediatamente después del nacimiento y continúa mientras crecemos. Por lo tanto, la composición de la microbiota está influida por factores ambientales, como la dieta, el tratamiento con antibióticos y la exposición ambiental a microorganismos. Sin embargo, la dieta parece tener el mayor efecto y se considera que influye tanto en la diversidad como en la funcionalidad de la microbiota.

Los ácidos grasos omega-3 han demostrado poseer efectos beneficiosos para la salud, se hallan entre los factores dietéticos, y se cree que sus efectos beneficiosos pueden estar mediados por cambios en la composición de la microbiota intestinal. Una dieta rica en omega-3 puede producir cambios positivos en la microbiota intestinal, y ello puede explicar sus beneficios en varios trastornos crónicos que han sido asociados con cambios en la microbiota.

Los omega-3 podrían desempeñar un importante papel en el tratamiento de estos trastornos crónicos como moduladores de la microbiota intestinal.

 

Bibliografía

  • Noriega BS, Sanchez-Gonzalez MA, Salyakina D et al. Understanding the Impact of Omega-3 Rich Diet on the Gut Microbiota. Case Rep Med. 2016;2016:3089303. doi: 10.1155/2016/3089303. Epub 2016 Mar 14.