Mi bebé es tan mono, pero nació tan pequeño…

 
 
 

¿Sabías que el crecimiento fetal menor al normal está asociado con el engrosamiento de las paredes arteriales, un factor de riesgo de enfermedades cardiovasculares en la edad adulta? Cada kilo de menos en peso al nacer se traduce en un incremento del 10% al 20% de riesgo de enfermedad arterial coronaria varias décadas después. Sólo es un factor de riesgo, pero podemos actuar sobre él.

Como resultado de un gran estudio, el Childhood Asthma Prevention Study (que implicó a niños nacidos a término en Sidney, durante sus primeros 8 años de vida), en el cual 363 niños recibieron un suplemento diario de 500 mg de aceite de pescado rico en DHA y EPA y margarinas de colza y aceite de cocina (para reproducir una proporción omega-6:omega-3 de 5:1) o un suplemento diario de 500 mg de aceite de girasol y margarinas ricas en ácidos grasos omega-6 y aceite de cocina (proporción similar al de la población general, 15:1-20:1), ambos de idéntica apariencia, se demostró que la suplementación con ácidos grasos omega-3 durante los primeros 5 años de vida prevenía la asociación del crecimiento fetal retardado con el engrosamiento de las paredes arteriales. Esto sugiere que la intervención posnatal, en la edad temprana, puede mitigar el riesgo de enfermedad cardiovascular en estos niños. La suplementación temprana con ácidos grasos omega-3 no es el único factor para mejorar la salud vascular, pero puede reducir la asociación inversa entre crecimiento fetal menor al normal y el engrosamiento de las paredes arteriales.

 
 

Omega-3, función cardiovascular y ejercicio

El ejercicio regular y moderado fortalece tu corazón, incluso si tienes una enfermedad cardiaca (si este es el caso, habla con tu médico acerca de ello). Además, disminuye tu presi[...]