Los suplementos dietéticos de omega-3 pueden atravesar la barrera hematoencefálica

 
 
 

Un estudio sueco presentado en Journal of Internal Medicine establece que los suplementos dietéticos de omega-3 pueden atravesar la barrera hematoencefálica, permitiendo a los ácidos alcanzar el cerebro. La barrera hematoencefálica separa el sistema nervioso central de la sangre y previene o enlentece el paso de algunos compuestos químicos, iones radioactivos y patógenos (como los virus) de la sangre al sistema nervioso central.

¿Por qué esto es importante? Porque este hallazgo tiene implicaciones para el uso de los omega-3 como tratamiento para el Alzheimer, ya que la investigación en esta enfermedad ha mostrado que las personas que la sufren tienen niveles menores de estos ácidos grasos en el fluido cerebroespinal (el líquido que rodea el sistema nervioso central).

Se incluyó a un total de 33 pacientes en el estudio (18 recibieron el suplemento de omega-3 y 15 recibieron placebo) y a los seis meses, el grupo omega-3 mostró aumentos significativos de los niveles de EPA y DHA en el fluido cerebroespinal (y el plasma), que no se observaron en el grupo placebo.

La enfermedad de Alzheimer podría curarse con el consumo regular de suplementos de omega-3.