Los Omega-3 podrían ayudar a prevenir complicaciones del embarazo

 
 
 

Casi toda la población tenemos en nuestra boca una bacteria llamada Fusobacterium nucleatum. Esto se relaciona con el riesgo de periodontitis o enfermedad de las encías en algunas personas. Pero la situación puede complicarse si viaja a otras partes del cuerpo, por ejemplo al útero materno durante el embarazo. De hecho, se calcula que entre el 10 y el 30% de los nacimientos prematuros se deben a infecciones del útero o la placenta por esa bacteria.

Un estudio muy reciente, publicado hace pocos días en la revista ‘Journal of Clinical Investigation Insight’, ha abordado este problema y ofrece una posible solución: los ácidos grasos Omega-3. El estudio firmado por científicos de Estados Unidos trabajó con hembras de ratón a las que inyectaron la bacteria en las fases finales del embarazo. La infección provocada causó inflamación en las células de la placenta, lo que dio lugar a partos prematuros y a muerte fetal.

Sin embargo, hicieron un descubrimiento muy interesante, y es que la bacteria Fusobacterium nucleatum solamente producía inflamación en las hembras que tenían una proteína llamada TLR4 en las células de la placenta, mientras que aquellas que carecían de esa proteína no tuvieron tantas complicaciones.

Propiedades antiinflamatorias del Omega-3

Tras ese hallazgo, pensaron en qué estrategia podrían utilizar para bloquear el mecanismo por el que se origina la inflamación. Recurrieron a los Omega-3, dadas sus conocidas propiedades antiinflamatorias y por el hecho de que están recomendados para mujeres.

Los experimentos realizados han demostrado que los suplementos que contienen Omega-3 bloquean la inflamación y el crecimiento de la bacteria en las hembras de ratón gestantes. Y eso condujo a una disminución de los partos prematuros, de los abortos espontáneos y del nacimiento de crías muertas.

El siguiente paso va a ser probarlo en mujeres embarazadas con el fin de corroborar si los Omega-3 pueden prevenir la infección intrauterina por Fusobacterium nucleatum y si ello reduce los abortos y los partos prematuros. Aunque las dosis administradas a los ratones eran más altas que las utilizadas en humanos, es posible que los suplementos de Omega-3 sirvan para prevenir abortos espontáneos y nacimientos prematuros durante el embarazo. Las futuras investigaciones arrojarán más luz sobre esta cuestión.

 

Referencias:

Garcia-So J, Zhang X, Yang X, Rubinstein MR, Mao Y, Kitajewski J, Liu K, Han YW. Omega-3 fatty acids suppress Fusobacterium nucleatum–induced placental inflammation originating from maternal endothelial cells. JCI Insight. 2019;4(3):e125436. doi: 10.1172/jci.insight.125436. https://insight.jci.org/articles/view/125436

Middleton P, Gomersall JC, Gould JF, Shepherd E, Olsen SF, Makrides M. Omega-3 fatty acid addition during pregnancy. Cochrane Database Syst Rev. 2018 Nov 15;11:CD003402. doi: 10.1002/14651858.CD003402.pub3.https://www.cochranelibrary.com/cdsr/doi/10.1002/14651858.CD003402.pub3/full

Chen CY, Chen CY, Liu CC, Chen CP. Omega-3 polyunsaturated fatty acids reduce preterm labor by inhibiting trophoblast cathepsin S and inflammasome activation. Clin Sci (Lond). 2018 Oct 29;132(20):2221-2239. doi: 10.1042/CS20180796.http://www.clinsci.org/content/132/20/2221

Olsen SF, Halldorsson TI, Thorne-Lyman AL, Strøm M, Gørtz S, Granstrøm C, Nielsen PH, Wohlfahrt J, Lykke JA, Langhoff-Roos J, Cohen AS, Furtado JD, Giovannucci EL, Zhou W. Plasma Concentrations of Long Chain N-3 Fatty Acids in Early and Mid-Pregnancy and Risk of Early Preterm Birth. EBioMedicine. 2018 Sep;35:325-333. doi: 10.1016/j.ebiom.2018.07.009.https://www.ebiomedicine.com/article/S2352-3964(18)30252-4/fulltext