Los omega-3 en la salud oral

 
 
 

La enfermedad periodontal abarca desde una simple inflamación de encías (gingivitis) hasta una enfermedad grave que produce un importante daño al tejido blando y al hueso que aguantan los dientes (periodontitis). La gingivitis está causada por el crecimiento de placa sobre los dientes; esta placa contiene bacterias que hacen que las encías se inflamen y sangren fácilmente durante el cepillado de los dientes. Si la placa no se elimina, puede endurecerse y formar el sarro, que el cepillado no limpia (sólo una limpieza profesional puede eliminarlo). La gingivitis, cuando no se trata, puede progresar a periodontitis, que hace que las encías se separen de los dientes y se formen espacios que se infectan. Si esta infección no se trata, los huesos, las encías y el tejido que aguanta los dientes son destruidos y pueden perderse dientes o puede que sea necesario extraerlos.

La dieta tiene un fuerte impacto en la reacción inflamatoria gingival y periodontal: una dieta optimizada para la salud oral puede reducir significativamente la inflamación. Una dieta baja en carbohidratos, y rica en ácidos grasos omega-3, vitaminas C y D, y fibras, puede reducir significativamente tanto la inflamación gingival como la periodontal.

 

Bibliografía