La suplementación con omega-3 podría ayudar a dejar de fumar

 
 
 

El tabaquismo causa el 87% de las muertes por cáncer de pulmón y también es el causante de muchos otros cánceres y problemas de salud: enfermedades pulmonares, de corazón y vasos sanguíneos, ictus y cataratas, entre otros. Al menos 60 de los agentes químicos del humo de los cigarrillos producen cáncer, pero la nicotina es la única sustancia presente en los cigarrillos que causa dependencia. La nicotina alcanza el cerebro en 30 segundos y allí produce la liberación de sustancias químicas que crean sentimientos de placer; pero estas sensaciones no duran más de 30 minutos, tras los cuales el fumador se siente deprimido y cansado, lo que conduce a encender el siguiente cigarrillo. Como el cuerpo desarrolla tolerancia a la nicotina, los fumadores cada vez fuman más y más para obtener las mismas “buenas” sensaciones. Así es como funciona la adicción.

Todos los tratamientos farmacológicos disponibles para dejar de fumar están asociados con efectos secundarios y baja eficacia, pero la suplementación con ácidos grasos poliinsaturados omega-3 podría ser una nueva opción. Los bajos niveles de omega-3 pueden afectar a la neurotransmisión dopaminérgica, dando lugar a hipofuncionamiento del sistema mesocortical. Este sistema controla el sistema mesolímbico, asociado con los mecanismos de recompensa y dependencia. Así, los bajos niveles de omega-3 pueden incrementar el deseo de fumar, dificultando los esfuerzos por dejar de fumar, y el restablecimiento de los niveles de omega-3 resultaría en la normalización del sistema dopaminérgico y la reducción del síndrome de abstinencia (por ejemplo, irritabilidad y ansiedad). Además, la deficiencia de omega-3 también se ha sido vinculado a una reducción en la habilidad para afrontar el estrés, cuyos vínculos con la conducta y el ansia de fumar están bien establecidos.

En un estudio reciente, realizado en fumadores habituales, la administración de 2.710 mg de EPA + 2.040 mg de DHA al día durante un mes se acompañó de una disminución significativa de los cigarrillos fumados al día y de la ansiedad por el tabaco tras la exposición al estímulo. En el mes que siguió al abandono de la suplementación, el ansia por fumar no volvió a los valores del inicio del estudio.

Este es el primer estudio que indica que la suplementación con omega-3 reduce el ansia por el tabaco en fumadores habituales. Por lo tanto, la suplementación con omega-3 podría ayudar a dejar de fumar.

 

Bibliografía:

MedlinePlus. Smoking-The facts

Rabinovitz S. Effects of omega-3 fatty acids on tobacco craving in cigarette smokers: A double-blind, randomized, placebo-controlled pilot study. J Psychopharmacol. 2014 Jun 4. pii: 0269881114536477. [Epub ahead of print]

Zaparoli JX, Galduróz JC. Treatment for tobacco smoking: a new alternative? Med Hypotheses. 2012 Dec;79(6):867-8. doi: 10.1016/j.mehy.2012.09.009. Epub 2012 Oct 6.

 
 

Los omega-3 y los fumadores pasivos

Ser fumador pasivo es estar expuesto al humo ambiental de tabaco: la combinación del humo del cigarrillo encendido y el humo exhalado por los fumadores. El tabaquismo pasivo causa [...]