La suplementación con omega-3 podría atenuar las molestias causadas por el uso de lentillas

 
 
 

El uso de lentes de contacto es muy común y ha mejorado la calidad de vida de mucha gente (no solo corrigiendo la visión, sino también proporcionando una mejor apariencia y menos restricción en las actividades). Sin embargo, las lentillas pueden causar complicaciones desagradables (el término usado para esto es “molestias causadas por el uso de lentes de contacto”): sensaciones oculares episódicas o persistentes relacionadas con el uso de lentillas (con o sin alteración visual) que ocurren tras el periodo inicial de adaptación. Las molestias causadas por el uso de lentes de contacto se resuelven o disminuyen con la retirada de las lentes de contacto; por lo tanto, pueden conducir a llevar las lentillas menos tiempo y a dejar de llevarlas.

Los factores que pueden producir molestias causadas por el uso de lentillas incluyen: material, diseño, ajuste, tiempo de utilización, sistema de cuidado, condición de la superficie ocular (sequedad ocular, composición de la lágrima), entorno externo (humedad, viento, temperatura), reemplazo de las lentillas con la frecuencia adecuada, factores laborales (ordenador, luz y altitud, entre otros), medicaciones, edad, sexo, trastornos oculares o sistémicos, y condiciones psiquiátricas y psicológicas. Hay factores modificables que pueden controlarse. Por una parte, mejorar el cumplimiento del usuario de las lentillas respecto a la frecuencia con la cual estas se reemplazan y a su cuidado. Por otra parte, los factores ambientales y laborales pueden modificarse: aumentar la humedad de la habitación, evitar situarse en la dirección de salida del aire acondicionado, mirar intermitentemente objetos lejanos durante el trabajo con ordenador, usar gotas lubricantes oculares y ajustar el ángulo de la mirada al monitor del ordenador.

En la etiología de las molestias causadas por el uso de lentillas hay un componente inflamatorio. Las señales de la manifestación de la inflamación relacionadas con el uso de lentillas son: enrojecimiento, calor (temperatura conjuntival elevada), hinchazón, dolor (las molestias del final del día) y la pérdida de función (abandonar las lentes de contacto). Así, puede ser posible modular la inflamación con el objetivo de aliviar las molestias durante el uso de las lentillas.

Recientemente se ha llevado a cabo un estudio para evaluar la eficacia de agentes antiinflamatorios (un corticosteroide tópico y suplementos de ácidos grasos omega-3) en la modulación de la inflamación asociada con las molestias causadas por el uso de lentes de contacto. Los resultados mostraron que la suplementación a largo plazo con ácidos grasos omega-3 reduce los niveles de moléculas proinflamatorias en la lágrima. Esto, junto con el hecho de que la suplementación con ácidos grasos omega-3 orales puede reducir los síntomas de sequedad ocular, indica que la suplementación con ácidos grasos omega-3 (EPA y DHA) podría atenuar las molestias causadas por el uso de lentillas.

Bibliografía: 

Downie LE, Gad A, Wong CY, Gray JHV, Zeng W, Jackson DC, et al. Modulating contact lens discomfort with anti-inflammatory approaches: A randomized controlled trial. Invest Ophthalmol Vis Sci. 2018;59(8):3755-66.

 

Alipour F, Khaheshi S, Soleimanzadeh M, Heidarzadeh S, Heydarzadeh S. Contact Lens-related Complications: A Review. J Ophthalmic Vis Res. 2017;12(2):193-204.

 

Efron N. Rethinking contact lens discomfort. Clin Exp Optom. 2018;101(1):1-3.