La importancia de llamarse Omega-3

 
 
 

¿Conoces los ácidos grasos Omega-3? ¿Quieres saber por qué dan tanto de qué hablar?

Si es así, en este espacio, que esperamos compartir contigo, nos gustaría presentarte a EPA y a DHA (ambos ácidos grasos Omega-3) y tratar de la función fundamental que desempeñan en el desarrollo y mantenimiento de nuestra salud.

El consumo de EPA y DHA (cuyos nombres completos son ácido eicosapentaenoico y ácido docosahexaenoico) ha mostrado ser beneficioso sobre la presión arterial, el ritmo cardiaco y el nivel de triglicéridos; han demostrado tener propiedades antiinflamatorias y han sido asociados con el desarrollo fetal, la función cardiovascular y la enfermedad de Alzheimer. El DHA también tiene un papel fundamental en el desarrollo del cerebro y la retina durante el desarrollo fetal y los dos primeros años de vida. Y ambos son esenciales para un envejecimiento saludable. Parecen interesantes, ¿no?

Sin embargo, hay que tener siempre en cuenta que no todos los omega-3 son iguales. Aquí te explicaremos la importancia para la salud de su origen, proceso de extracción y nivel de concentración de EPA y DHA.