Ganando la batalla a los radicales libres

 
 
 

Los medios nos dicen que los radicales libres son malos, pero ¿qué son los radicales libres? Son moléculas que se forman cuando hacemos ejercicio, cuando nuestro cuerpo produce energía y cuando nos exponemos a factores ambientales, como el humo de los cigarrillos, la polución ambiental o la radiación por rayos UV. Los radicales libres son tan temidos porque pueden causar estrés oxidativo, que es el resultado de un desequilibrio entre moléculas prooxidantes y antioxidantes, y este desequilibrio puede dañar las células y los tejidos. El estrés oxidativo desempeña un papel fundamental en el envejecimiento de la piel a nivel celular.

En la piel, la producción de radicales libres conduce a la aparición de manchas oscuras, arrugas y flacidez. La única protección real de la piel está en sus propios procesos endógenos y en los antioxidantes que consumimos con la comida (los antioxidantes pueden prevenir o retrasar algunos tipos de daño celular, contrarrestando el estrés oxidativo). Los tratamientos tópicos son necesarios, pero no suficientes.

Los complementos de ácidos grasos omega-3 pueden fortalecer tu piel desde dentro. El consumo de omega-3 puede proporcionar una protección global contra el estrés oxidativo, ya que sus propiedades antioxidantes están sobradamente demostradas.

 

Bibliografía:

 
 

Las funciones del EPA en la salud - Parte II

Como prometimos en el post "Las funciones del EPA en la salud – Parte I – Inflamación", vamos a hablar de los principales beneficios del ácido eicosapentaenoico (EPA) en nuestra sa[...]

 
 

Omega-3 en el eccema atópico

El eccema atópico, el tipo más común de dermatitis, es una inflamación de la piel que aparece cada cierto tiempo y tiende a establecerse, causando zonas irritadas, rojas, secas y q[...]