EPA y DHA pueden ayudar a prevenir la enfermedad renal en personas con diabetes

 
 
 

Se sabe desde hace tiempo que la diabetes es la principal causa de enfermedad renal crónica en el mundo. Más de la mitad de los casos de enfermedad renal terminal están causados por la llamada nefropatía diabética.

Una de las formas de valorar si los riñones están funcionando correctamente o no consiste en medir los niveles de albúmina en una muestra de orina y compararlos con los niveles de creatinina. Es lo que se conoce como cociente albúmina-creatinina. Si todo está en orden, la orina contiene altas cantidades de creatinina y apenas nada de albúmina. Pero si las concentraciones de esta última proteína aumentan, significa que el riñón no ejerce su función de filtrado de forma adecuada.

Se considera que existe daño renal cuando el cociente albúmina-creatinina se sitúa por encima de 30 μg/mg, Es lo que se conoce como albuminuria, un problema que, además de ser muy habitual en personas con diabetes, incrementa su riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular.

Para reducir la albuminuria se utilizan medicamentos que se recetan habitualmente a personas con hipertensión, como los llamados inhibidores de la ECA (como el enalapril o el captopril) y los ARA-II (como el valsartán o el irbesartán).

Ácidos grasos Omega-3 y la enfermedad renal en personas con diabetes

n un artículo reciente publicado en la revista ‘Current Diabetic Reports’ se han revisado los estudios que han tratado de comprobar si los ácidos grasos Omega-3 pueden ser útiles para frenar el deterioro de la función de los riñones en personas con diabetes que ya recibían esos medicamentos antihipertensivos. Por ejemplo, se ha observado que tomar ácido eicosapentaenoico (EPA) y ácido docosahexaenoico (DHA) durante un año ralentiza la progresión de la albuminuria en pacientes con diabetes y enfermedad cardíaca.

Es más, el número de pacientes que tomaron EPA y DHA que experimentaron una disminución del cociente albúmina-creatinina fue el triple que en un grupo control que no tomó estos Omega-3. Incluso hubo casos en que ese cociente volvió a la normalidad, lo que significa que esos pacientes ya no presentaban daño renal.

Son unos resultados esperanzadores que apuntan a los Omega-3 como un suplemento nutricional seguro y barato para evitar que muchas personas diabéticas desarrollen enfermedad renal crónica.

 

Referencias:

Welty FK. New Areas of Interest: Is There a Role for Omega-3 Fatty Acid Supplementation in Patients With Diabetes and Cardiovascular Disease?  Curr Diab Rep. 2019 Jan 25;19(2):6. doi: 10.1007/s11892-019-1126-5.

Elajami TK, Alfaddagh A, Lakshminarayan D, Soliman M, Chandnani M, Welty FK. Eicosapentaenoic and docosahexaenoic acids attenuate progression of albuminuria in patients with type 2 diabetes and coronary artery disease. J Am Heart Assoc. 2017;6:e004740.