EPA y DHA en la enfermedad periodontal

 
 
 

La mitad de los americanos de más de 30 años tienen periodontitis, una enfermedad inflamatoria que afecta a las estructuras duras y blandas que soportan los dientes. En su etapa inicial (gingivitis), las encías se inflaman y enrojecen debido a la inflamación (respuesta frente a la presencia de bacterias dañinas). Cuando la boca está sana, las encías se ajustan alrededor de cada pieza dentaria, pero la enfermedad de la encía puede producir espacios profundos alrededor de los dientes que se denominan bolsas periodontales. En la forma más grave de enfermedad periodontal (periodontitis), estas bolsas son profundas, porque los tejidos de soporte de la encía se destruyen, y pueden caer los dientes.

La combinación de raspado y alisado radicular es la forma más común de tratamiento de la enfermedad periodontal y consiste en una limpieza en profundidad. El raspado es la eliminación del sarro y de la placa dental (una sustancia repleta de bacterias) adherida a la superficie de los dientes. El alisado radicular elimina cualquier cálculo que quede en la superficie de la raíz. Este tratamiento es una de las formas más eficaces de tratar la gingivitis antes de que se convierta en periodontitis.

Se ha demostrado que el consumo de EPA y DHA se asocia con una reducción de la bolsa periodontal tras el raspado y alisado radicular en no fumadores con periodontitis generalizada.

Esto significa que combinando EPA + DHA y raspado radicular se puede optimizar la curación y, además, prevenir otras complicaciones, ya que las bacterias orales de las infecciones periodontales crónicas penetran en el sistema circulatorio y pueden contribuir a provocar enfermedades cardíacas y de otros órganos.

 

Bibliografía: