EPA, DHA y volumen cerebral

 
 
 

Nuestro cerebro es el mayor entre los mamíferos. Sí, ballenas y elefantes tienen cerebros mayores en términos absolutos, pero el cerebro humano es mayor que cualquier otro en relación al tamaño del cuerpo. El cerebro humano triplica el tamaño del de antepasados que vivieron hace 3 millones de años y es tres veces mayor que el cerebro de un chimpancé, nuestro pariente vivo más cercano. La mayor parte de la expansión cerebral está relacionada con la parte del cerebro denominada córtex, especialmente los lóbulos frontales, que están asociados a las funciones ejecutivas (como explicamos en otro post, las funciones ejecutivas incluyen la capacidad de planificación, el razonamiento y el pensamiento abstracto); la parte del córtex cerebral dedicada a la visión también es mayor en los humanos.

Con el objetivo de averiguar si los niveles de ácidos grasos omega-3 marinos en góbulos rojos estaban relacionados con el volumen del cerebro, los autores de una reciente investigación recogieron los datos de los niveles de EPA y DHA en glóbulos rojos de 1.111 mujeres posmenopáusicas que habían tomado parte en el Women’s Health Initiative Memory Study y, ocho años más tarde, midieron sus volumen cerebral (con resonancia magnética).

Un nivel de omega-3 más alto se correlacionó con un volumen total cerebral mayor. Esto significa que mantener altos los niveles de EPA y DHA en los glóbulos rojos podría enlentecer la atrofia cerebral asociada con el envejecimiento.

 

Referencias:

 
 

Las funciones del EPA en la salud - Parte II

Como prometimos en el post "Las funciones del EPA en la salud – Parte I – Inflamación", vamos a hablar de los principales beneficios del ácido eicosapentaenoico (EPA) en nuestra sa[...]