El DHA puede ser útil en el tratamiento del autismo

 
 
 

Los trastornos del espectro autista (autismo, síndrome de Asperger y trastorno generalizado del desarrollo) son un grupo relacionado de trastornos del desarrollo neurológico que afectan aproximadamente de 45 a 110 individuos por 10.000, y tienen en común las siguientes características: déficits persistentes en la comunicación e interacción social; patrones de conducta restringidos y repetitivos; los síntomas se presentan durante los dos primeros años de vida y causan deterioro significativo en varias áreas del funcionamiento (por ejemplo, social u ocupacional).

El metabolismo anormal de los ácidos grasos poliinsaturados está implicado en el autismo. Los niños autistas tienen niveles reducidos de ácidos grasos esenciales en los glóbulos rojos: importantes ácidos grasos poliinsaturados que se requieren para el desarrollo cerebral son significativamente menores en los individuos con autismo en comparación con individuos sin autismo, posiblemente debido a un metabolismo hiperactivo de este tipo de ácidos grasos en las personas con autismo. Si este metabolismo hiperactivo está reduciendo los niveles de ácidos grasos poliinsaturados en los tejidos de las personas autistas, la complementación con DHA puede ser útil en el tratamiento del autismo.

 

Bibliografía: