El DHA prenatal podría mejorar la atención a los 5 años de edad

 
 
 

La atención permite alertar de la existencia de estímulos, seleccionar información y mantener la atención frente a estímulos que distraen. La atención es selectiva. Los factores que favorecen la selección pueden describirse como exógenos (externos) o endógenos (internos). Los factores exógenos son las características de los estímulos (como su frecuencia y duración para los estímulos auditivos, y la intensidad o el brillo para los estímulos visuales). Los factores endógenos son los procesos cognitivos que permiten al organismo controlar voluntariamente el sitio de su atención. En las primeras etapas de la vida, el objeto de la atención está muy determinado por las propiedades físicas de los estímulos, pero a lo largo del desarrollo los factores endógenos desempeñarán un papel mayor en el objeto de la atención.

Los problemas de atención son comunes entre los niños de preescolar (a los 4 años, el 40% de los niños tienen los suficientes problemas de atención como para preocupar a sus padres y profesores): la desatención es normal en el desarrollo del niño preescolar. Sin embargo, la habilidad de mantener la atención selectivamente será esencial en procesos como la categorización, la comprensión del lenguaje, el razonamiento y la resolución de problemas.

La suplementación prenatal con DHA (que es un importante constituyente del cerebro) puede contribuir a mejorar el mantenimiento de la atención en niños preescolares.

 

Bibliografía: