El DHA y la degeneración macular (I)

 
 
 

La degeneración macular es una enfermedad del ojo que gradualmente destruye la mácula, la parte de la retina (membrana interior del ojo que convierte la luz y las imágenes en señales nerviosas que se envían al cerebro) que nos permite ver los detalles claramente. Suele denominarse degeneración macular asociada a la edad (DMAE) porque es más común entre las personas de 50 años y más, entre las que es una de las principales causas de pérdida de visión en los países desarrollados. No duele, pero tiene un síntoma típico: ver áreas oscuras en la visión central, sin afectación de la visión periférica; por ejemplo, puedes ver el contorno de un reloj, pero no sus manecillas.

La progresión de la degeneración macular asociada a la edad puede ser lenta o rápida, pero no causa ceguera completa, porque la visión periférica permanece intacta. Aún así, la DMAE dificulta la lectura, trabajar con el ordenador, coser, conducir, reconocer caras a distancia, etc.

El tratamiento puede enlentecer la pérdida de visión, pero no la restablece. Por lo tanto, la prevención es crucial. Una dieta saludable es uno de los factores que pueden reducir el riesgo de desarrollar esta enfermedad y un ácido graso omega-3, el DHA, puede ayudarnos, como veremos en un próximo post.

 
 

Las funciones del DHA en la salud - Parte I

El ácido docosahexaenoico (DHA), el ácido graso omega-3 más abundante en el cerebro humano (aunque sus niveles dependen del tipo y cantidad de ácidos grasos de la dieta), tiene un [...]