El consumo de DHA antes de una lesión cerebral traumática puede proporcionar protección neurológica

 
 
 

La conmoción (cerebral), un tipo de lesión cerebral traumática que resulta de un impacto directo o indirecto en la cabeza, se manifiesta con disfunción neurológica a corto plazo. Los deportistas con una conmoción previa tienen mayor riesgo de futuras conmociones y conmociones repetidas pueden aumentar la probabilidad de desarrollar complicaciones neurológicas a largo plazo. Además, los impactos sub-conmoción asociados con la participación en un deporte pueden tener también importantes implicaciones para la salud cerebral a largo plazo, y la acumulación de impactos que causan conmoción y los sub-conmoción puede conducir a deterioro neurológico a largo plazo y a un aumento del riesgo de desarrollar trastornos neurodegenerativos.

Varios estudios han demostrado el efecto neuroprotector de la suplementación nutricional en el tratamiento de la lesión cerebral traumática. Pero, dado que no se informa de muchos impactos que causan conmoción y sub-conmoción (y, por tanto, no son tratados), es necesaria la protección antes del impacto. A este respecto, el equipamiento protector (cascos, por ejemplo) no reduce la incidencia ni la gravedad de la conmoción en el deporte; por lo tanto, es necesario encontrar la forma de prevenir y/o reducir los dañinos efectos de los impactos que causan conmoción y sub-conmoción relacionados con el deporte.

La suplementación nutricional es una potencial estrategia para conseguirlo. En contraste al tratamiento farmacéutico, los nutrientes (ácidos grasos omega-3 y creatina) y los nutracéuticos (curcumina) tienen el potencial de actuar sobre múltiples mecanismos que ocurren de forma subsiguiente a los impactos que causan conmoción y sub-conmoción.

Una consecuencia de la lesión traumática cerebral es que hay una reducción de la cantidad de DHA neuronal después de la lesión. Además, se ha observado que la deficiencia de DHA cerebral inducida por restricción dietética empeora la respuesta a la lesión cerebral traumática. Resultados recientemente publicados de un estudio que examinaba los efectos de la suplementación con DHA en un biomarcador de traumatismo craneal en jugadores de fútbol americano concluyó que el DHA atenuaba el daño. Los resultados de este estudio, el primero realizado a gran escala examinando el potencial uso profiláctico del DHA en los jugadores de fútbol americano sugieren un efecto neuroprotector de la suplementación con DHA.

El DHA, proporcionado antes de la lesión traumática cerebral, puede ofrecer protección neurológica.

Bibliografía: 

Oliver JM, Anzalone AJ, Turner SM. Protection Before Impact: the Potential Neuroprotective Role of Nutritional Supplementation in Sports-Related Head Trauma. Sports Med. 2018;48(Suppl 1):39-52.

Oliver JM, Jones MT, Kirk KM, Gable DA, Repshas JT, Johnson TA, et al. Effect of Docosahexaenoic Acid on a Biomarker of Head Trauma in American Football. Med Sci Sports Exerc. 2016;48(6):974-82.