El consumo de AG omega-3 podría ayudar a mejorar/mantener un perfil metabólico saludable

 
 
 

La obesidad puede ser dañina para la salud. ¿Por qué? Porque la adiposidad (la acumulación de grasa corporal) produce disfunción de los adipocitos, las células que forman el tejido adiposo (graso). Aunque en el pasado se creía que la función de los adipocitos era el almacenamiento de grasas, ahora se sabe que son células especializadas implicadas no solo en el almacenamiento de “combustible”, sino también en la función endocrina, nerviosa e inmunitaria. La adiponectina es una proteína secretada por los adipocitos que se ha sugerido que es una de las causas del desarrollo de alteraciones metabólicas; se ha encontrado reducida en casos de resistencia a la insulina, diabetes y aterosclerosis, entre otras alteraciones.

El exceso de adiposidad se acompaña por un estado crónico de inflamación de bajo grado (en este estado, los niveles de adiponectina son bajos). Se sabe que los ácidos grasos omega-6 son precursores de moléculas inflamatorias, mientras que los ácidos grasos omega-3 producen moléculas antiinflamatorias. Pero ¿en qué grado una proporción dietética de ácidos grasos omega6:omega-3 puede estar asociada con la adiposidad y las alteraciones en diferentes moléculas secretadas por el tejido adiposo, como la adiponectina? Para responder a esta cuestión se ha llevado a cabo un estudio para analizar la proporción dietética de ácidos grasos omega6:omega-3 y su asociación con la adiposidad y los niveles séricos de adiponectina.

Los resultados del estudio indican que una alta proporción dietética de ácidos grasos omega6:omega-3 se asocia con adiposidad excesiva y peor perfil metabólico: triglicéridos, glucosa, insulina, etc. Los niveles de adiponectina han mostrado relación con la proporción dietética de ácidos grasos omega6:omega-3 (proporción baja, menores niveles de adiponectina). Se supone que un incremento en el consumo de ácidos grasos omega-3 será seguido por una reducción de la proporción dietética de ácidos grasos omega6:omega-3 y, por tanto, podría ayudar a mejorar/mantener un perfil metabólico saludable.

Referencias

Torres-Castillo N, Silva-Gómez JA, Campos-Pérez W, Barron-Cabrera E, Hernández-Cañaveral I, García-Cazarin M, et al. High dietary ω-6:ω-3 PUFA ratio is positively associated with excessive adiposity and waist circumference. Obes Facts. 2018 Aug 10;11(4):344-53.

Church C, Horowitz M, Rodeheffer M. WAT is a functional adipocyte? Adipocyte. 2012;1(1):38-45.