Dismenorrea primaria y omega-3

 
 
 

La suplementación con ácidos grasos omega-3 reduce la intensidad de los síntomas de la dismenorrea (el término médico para el periodo menstrual doloroso) primaria. En la dismenorrea primaria, el dolor se da en mujeres jóvenes sanas sin problemas relacionados en el útero u otros órganos pélvicos, ni estrés o ansiedad. Muchas mujeres sufren este problema, que es la primera causa de absentismo escolar y laboral durante su adolescencia y entre los 20 y 30 años.

En uno de los diversos estudios que han mostrado la eficacia de los omega-3 en la dismenorrea, dos grupos de mujeres recibieron 1 cápsula diaria de omega-3 o placebo (una sustancia que no tiene efecto terapéutico) durante 3 meses, con la posibilidad de tomar 400 mg de ibuprofeno (un fármaco antiinflamatorio no esteroideo empleado para aliviar el dolor) si experimentaban dolores menstruales fuertes. Después del periodo de tratamiento de 3 meses, se observó una marcada reducción de la intensidad del dolor en el grupo que recibió omega-3. Además, la eficacia del suplemento fue suficiente para disminuir la toma de ibuprofeno, un aspecto muy importante, teniendo en cuenta sus efectos secundarios y el desarrollo de resistencia al fármaco en algunos pacientes.

Fuentes: