DHA y desarrollo cerebral

 
 
 

El DHA es el ácido graso omega-3 más abundante en el cerebro humano y desempeña un papel fundamental en la cognición, la conducta y el estado emocional debido a su importancia en la formación y función del sistema nervioso y, en especial, el cerebro. Durante el embarazo y la lactancia (desde aproximadamente las 24 semanas de gestación hasta los 2 años de vida), el sistema nervioso central es más vulnerable a la deficiencia de DHA: si el organismo no dispone de suficiente DHA durante el desarrollo de las neuronas y la retina, el desarrollo neurológico del niño resulta afectado.

Los niveles de DHA en el cerebro dependen del tipo y la cantidad de ácidos grasos de la dieta. Por lo tanto, debemos prestar particular atención al estado nutricional de las mujeres antes y durante el embarazo, así como en los primeros años de la vida del niño. Durante estos periodos, las carencias en la dieta que afectan al DHA cerebral podrían afectar a todas las funciones que implican al cerebro. Ya sean estas deficiencias nutricionales el resultado de una dieta inadecuada o de alteraciones en el metabolismo de los ácidos grasos, la complementación es una importante forma de corregirlas.

Ome3gafortSCC DHA Premium contribuye a mantener el funcionamiento normal del cerebro y la visión.

 
 

EPA, DHA y volumen cerebral

Nuestro cerebro es el mayor entre los mamíferos. Sí, ballenas y elefantes tienen cerebros mayores en términos absolutos, pero el cerebro humano es mayor que cualquier otro en relac[...]