Deterioro cognitivo asociado con la cirugía

 
 
 

La hospitalización (por procedimientos quirúrgicos o enfermedad aguda: infección grave, quimioterapia, traumatismo, insuficiencia cardiaca, etc.) se relaciona a menudo con deterioro cognitivo acelerado. La edad avanzada se asocia con un deterioro más rápido tras la hospitalización. La disfunción cognitiva posquirúrgica también se asocia con un incremento en el riesgo de muerte.

Las bases de esta complicación son inciertas. Se sabe que la anestesia puede afectar a los procesos de memoria en diferentes regiones del cerebro y la cirugía también se acompaña de inflamación sistémica (inflamación que afecta al cuerpo en general), lo que desencadena deterioro de la memoria; parece que el deterioro cognitivo observado tras la cirugía podría ser producido por la neuroinflamación.

La resolvina D1, un derivado del DHA, es una potente sustancia antiinflamatoria. Varios experimentos han mostrado que las resolvinas protegen el cerebro de la neuroinflamación, la disfunción sináptica (la sinapsis es el lugar en el cual un impulso nervioso pasa de una neurona a otra) y el deterioro cognitivo. Y uno en particular, que el tratamiento prequirúrgico con AT-RvD1 (una resolvina D1) previene la transmisión sináptica desorganizada y la disfunción cognitiva asociada a la cirugía.

Referencias:

 
 

DHA en personas con deterioro cognitivo leve

El hipocampo es una pequeña región del cerebro que constituye una parte importante del sistema límbico, el área que regula las emociones, y está implicado en el almacenamiento de l[...]