Complementación con omega-3 en la menopausia

 
 
 

El síndrome metabólico, un grupo de factores (alta presión arterial, alta glucosa en sangre, nivel de triglicéridos elevado, bajos niveles de colesterol bueno y demasiada grasa en la cintura) que incrementa el riesgo de enfermedad cardiaca, ictus y diabetes, puede ocurrir en el 40% a 50% de las mujeres después de la menopausia.

Una persona con síndrome metabólico tiene el doble de probabilidades de desarrollar una enfermedad cardiaca y cinco veces más probabilidades de tener diabetes que otra que no tenga síndrome metabólico; pero incluso tener sólo uno de los factores aumenta el riesgo de enfermedad cardiaca. Por lo tanto, deberíamos intentar controlar cada factor para reducir el riesgo.

La probabilidad de padecer síndrome metabólico está muy relacionada con el sobrepeso, y en las mujeres el aumento de peso (particularmente en la grasa alrededor de la cintura) se incrementa con la menopausia, empezando pocos años antes del final del periodo menstrual. Por lo tanto, aquí hay un factor difícil de evitar en esta etapa de nuestras vidas. Sin duda, una dieta saludable y realizar actividad física nos ayudarán. Además, la complementación con omega-3 en las mujeres después de la menopausia puede reducir los triglicéridos y la presión sanguínea.

 

Referencias:

 
 

Las funciones del EPA en la salud - Parte II

Como prometimos en el post "Las funciones del EPA en la salud – Parte I – Inflamación", vamos a hablar de los principales beneficios del ácido eicosapentaenoico (EPA) en nuestra sa[...]

 
 

DHA, EPA y síndrome metabólico

Un síndrome es un grupo de signos y síntomas que ocurren juntos y caracterizan una anormalidad o una condición particulares. El síndrome metabólico es una combinación de tres o más[...]