Calidad del sueño en las mujeres embarazadas

 
 
 

Diversos estudios científicos han mostrado que el consumo materno de ácidos grasos omega-3 puede influir en la duración del embarazo. Parece ser que un consumo bajo de DHA puede predecir una menor duración del embarazo y un mayor riesgo de nacimiento prematuro. Un posible mecanismo que vincula el consumo de DHA y la duración de la gestación tiene que ver con su efecto sobre el sueño: el DHA se asocia con una mejor calidad del sueño (subjetiva y objetiva). Por otra parte, la calidad del sueño está vinculada a la inflamación: existe una asociación entre mala calidad del sueño durante el embarazo, riesgo de acortamiento de la gestación y elevaciones en los niveles sanguíneos de un agente proinflamatorio, la interleukina-8 (IL-8). El embarazo se caracteriza por aumentos en los marcadores de inflamación: se han observado mayores niveles de IL-8 en relación con una menor duración del sueño y apnea obstructiva, y también con parto prematuro. En contraste, están bien establecidos los efectos antiinflamatorios de los ácidos grasos omega-3.

El DHA es crucial para el desarrollo del feto y, debido a su transferencia de la madre al feto, los niveles maternos de DHA se reducen de forma marcada y progresiva durante el embarazo, y pueden no volver a niveles normales hasta varios meses después el parto. Un consumo insuficiente de DHA puede incrementar la inflamación e inducir problemas de sueño (además, el embarazo empeora los problemas de sueño por sí mismo).

Teniendo en cuenta que se ha observado que un sueño pobre durante el embarazo se relaciona con una gestación más corta, entre otros resultados, es importante asegurar un aporte adecuado de DHA tanto para la madre como para el bebé, durante el embarazo y la lactancia.

 

Bibliografía

Christian LM, Blair LM, Porter K et al. Polyunsaturated Fatty Acid (PUFA) Status in Pregnant Women: Associations with Sleep Quality, Inflammation, and Length of Gestation. PLoS One. 2016 Feb 9;11(2):e0148752. doi: 10.1371/journal.pone.0148752. eCollection 2016.

 
 

Cuidados habituales, la mejor prevención

En Estados Unidos, más de uno de cada diez niños nace demasiado pronto cada año. El nacimiento pretérmino (o nacimiento prematuro) es el nacimiento de un niño antes de las 37 seman[...]